NOTICIAS

 

 
OCTUBRE. Mes de la lucha contra el Cáncer de Mama

 

¿Qué es?

 

Las mamas o senos se componen de grasa, tejido conectivo y glandular. En este tejido se encuentran las glándulas productoras de leche de las que nacen unos 15 ó 20 conductos mamario, para transportar la leche hasta el pezón, rodeado por la areola. Estos lobulillos y conductos se encuentran en el estroma, un tejido adiposo, en el que también están los vasos sanguíneos y linfáticos. Los tejidos mamarios están conectados, además, con un grupo de ganglios linfáticos, localizados en la axila. Estos ganglios son claves para el diagnóstico del cáncer de mama, puesto que las células cancerosas se extienden a otras zonas del organismo a través del sistema linfático. Cuando se habla de ganglio centinela se alude, precisamente, al ganglio más cercano al lugar donde se localiza el cáncer.

 

 

Factores de Riesgo

 

- Edad: el riesgo aumenta con la edad. La mayoría de cánceres de mama se produce sobre los 50 años; a los 60 el riesgo es más elevado y resulta muy poco frecuente por debajo de los 35 años, aunque también es posible.

- Sexo: las mujeres son las más propensas a desarrollar cáncer de mama. Los hombres también pueden sufrirlo, pero la probabilidad es de uno por cada cien mujeres.

- Antecedentes familiares: las posibilidades aumentan si una hermana, madre o hija ha sufrido esta enfermedad. Además este riesgo se eleva si el familiar que ha padecido cáncer lo ha hecho antes de la menopausia, o si ha afectado a los dos senos.

- Haber sufrido otro cáncer: el riesgo de cáncer de mama aumenta si se ha sufrido previamente otro cáncer, especialmente de ovario o de colon, o un carcinoma lobular o ductal in situ (dos tipos de tumor maligno que aparecen en los lóbulos o en los conductos galactóforos de los senos, o conductos mamarios). Otro posible factor de riesgo es una hiperplasia benigna, una especie de tumor no maligno, que altera el tejido del seno.

- Menopausia tardía (posterior a los 55 años)

- No haber tenido hijos , o el primer parto a partir de los 30 años.

 

Prevención

 

- La autoexploración y las mamografías son las herramientas más útiles para encontrar bultos sospechosos en los pechos. En general, la técnica de la mamografía facilita la detección de pequeños bultos, difíciles de predecir mediante la palpación de la mama. Este tipo de prueba debe repetirse anualmente a partir de los 45 años.

- No todos los bultos que aparecen en las mamas son un síntoma de cáncer. De hecho, nueve de cada diez bultos son benignos. Estos bultos no cancerosos pueden ser fibrosis o tumores de tejido conectivo y glandular, o bien, quistes o bolsas llenas de líquido. Los tumores benignos de mama (fibroadenomas) no constituyen un peligro para la vida y suelen tener fácil tratamiento.

 

Nota: Los implantes mamarios, el uso de antitranspirantes y el uso de sostenes con varillas no aumentan el riesgo de cáncer de mama. Tampoco existe ninguna prueba de un vínculo directo entre el cáncer de mama y los pesticidas.

 

 

Síntomas:

 

 

El cáncer de mama precoz generalmente no causa síntomas; razón por la cual los exámenes regulares de las mamas son importantes. A medida que el cáncer crece, los síntomas pueden incluir:

 

- Tumor mamario o tumoración en la axila que es dura, tiene bordes irregulares y generalmente no duele.

- Cambio en el tamaño, forma o textura de las mamas o el pezón. Por ejemplo, se puede presentar enrojecimiento, agujeros o fruncimiento que luce como cáscara de naranja.

- Líquido del pezón, que puede ser sanguinolento, de claro a amarillento o verdoso, y lucir como pus.

- En los hombres, los síntomas de cáncer de mama abarcan tumoración mamaria, así como dolor y sensibilidad en las mamas.

 

Los síntomas del cáncer de mama avanzado pueden abarcar:

 

- Dolor óseo

- Dolor o molestia en las mamas

- Úlceras cutáneas

- Hinchazón de los ganglios linfáticos en la axila (próxima a la mama con cáncer)

- Pérdida de peso

 

¿Qué puedo hacer para reducir el riesgo?

 

- Mantenga un peso saludable.

- Ejercítese de forma regular (por lo menos cuatro horas a la semana).

- Duerma lo suficiente.

- No beba alcohol y, si lo hace, limite su consumo a no más de una bebida alcohólica al día.

- Evite la exposición a sustancias químicas que pueden causar cáncer (carcinógenos).

- Trate de reducir su exposición a la radiación durante pruebas médicas como las mamografías, radiografías, tomografías computarizadas y tomografías por emisión de positrones.

- Amamante a su bebé si es posible.

 

 
Valencia Venezuela. Telfs: 58 / 0241-7007000 (master) Email: info@hospitalmetropolitano.com
© Copyright 2004. hospitalmetropolitano.com. Todos los derechos reservados.
Permiso Sanitario # VN-002-2000 / R.A.S.D.A. No. G-07-2006-1390
Rif:J-30166120-6